AVANZADAS

AVANZADAS

AVANZADAS

Mensaje de Dairetza:

Escucha en las mañanas y con tu corazón en las noches
y en la calma de tu interior repite:
“Estoy conectada/o con el Espíritu
soy uno con el Espíritu
escucho mi propósito divino
soy una persona entera
yo soy”
Esto hará de ti una persona completa y serás “uno” con el Universo
No estés tan triste, se feliz en tu corazón.

.

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

♦ El Ser Humano no nace – Se Hace


.

El ser humano no nace - se hace

El Ser Humano es un ser inteligente, libre, consciente, social, civilizado y universal. El hombre no nace humano porque no nace con la inteligencia ni la conciencia humana desarrollada, no nace como un ente conciente, social, civilizado ni universal. Si bien nace con la aptitud de poder desarrollar los niveles de inteligencia,  conciencia,  cualidades y aptitudes constitutivas de un ser humano, no nace constituido como ser humano, el hombre actual caé en este concepto tan equivoco de creer que nace humano. El Ser Humano no es un estado genético o genérico que se logra solo por creerlo, afirmarlo o pensarlo así. El Ser Humano es un estado que el hombre debe  desarrollar y constituir;  de lo contrario, ahí se quedará estancado como hombre, distraído, sin futuro, inconsciente, sin ser, sin sentido, sin razón de existir  mucho menos de vivir.

Desafortunadamente, la ciencia y el hombre en general, no conocen las diferentes escalas de la inteligencia y la conciencia. (Ver aquí: Inteligencia) – (Ver aquí: Conciencia). Desconocen de donde provienen y cómo desarrollarlas, incluso aún no tienen estos términos debidamente definidos ni conceptuados. La ciencia comete una muy grave equivocación, una muy grave omisión, al considerar que el hombre genética y genéricamente nace Humano. Con ello comprueban desconocer por completo, las aptitudes y cualidades constitutivas que lo componen. Por ello no sabe diferenciar a un Ser Humano de  un hombre ignorante, inconsciente, degenerado o  racista.

Por el solo hecho genético y genérico que trae una persona al nacer, no se le puede considerar humano. Para poder considerar o calificar a alguien como Ser Humano, debe haber desarrollado las aptitudes y cualidades que lo constituyen. 

 BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

♦ El hombre nada sabe – nada tiene y nada Puede

El hombre nada sabe

Primero soy yo, después todo el mundo. El mundo, es el mundo conmigo o sin mí, pero mi mundo soy yo, y para mí el principio y final del mundo soy yo, y éste me importa porque yo vivo en él. Si no viviera en él, si no hubiera nacido, no lo conocería y que me podría importar algo que no conocí. Si yo no existiera, ni yo mismo me conocería, entonces el principio de todo para mí, soy yo.

Primero existí, luego sentí, luego pensé, después conceptúe. Antes de observar primero vi, pero antes de ver sentí. Por lógica y naturaleza, antes de pensar por y para el mundo, primero tengo que pensar en mí. Antes de conocer al mundo, primero debo conocerme a mi, por eso y para eso el bebé nació sin idioma, sin dogmas, sin nacionalidad, sin propiedades, ni compromisos, ni dudas, con su cuerpo desnudo, limpio, puro e inocente, al natural física, mental y culturalmente. Él no tiene compromisos, él no pidió nacer, así que no debe nada, ni es propiedad de nadie. Quienes lo engendraron, no tienen derecho a manipularlo, ni son dueños de él ni de su destino, ni de su intelectualidad, ni de su vida. El bebé debe ser protegido y cuidado para ser autónomo e independiente y es patrimonio universal. Nadie tiene derecho sobre él de ninguna forma, los progenitores y el mundo, en lugar de tener derechos sobre él, por el contrario, todos tenemos obligaciones hacia él, de cuidarlo, protegerlo, desarrollarlo, civilizarlo y concientizarlo. Para ello primero debemos civilizarnos, concientizarnos y curarnos nosotros mismos, ya que actualmente ¿quién en todo el mundo puede decir “Yo estoy civilizado, concientizado, humanizado  y sano, física, mental, cultural y espiritualmente?” Este es el primer grave problema para los bebés al nacer, les espera la oscuridad de la ignorancia mundial, y sufrirán así como cada uno de nosotros hemos sufrido en un mundo ignorante, seccionado, simulador  y salvajemente incivilizado.

Es increíble que el hombre cree saber, tener y poder. Para educar, primero hay  que estar educado y  saber  lo que  enseñamos, y aquí está la primer muestra de la brutal ignorancia del hombre, al enseñar al hijo lo que cree saber, sin reflexionar en que las creencias son una manifestación de la ignorancia y las primeras tendencias al fanatismo. Esto es la antesala de la locura, entonces qué puede el hombre enseñar a sus hijos:  ¿A  vivir como  vive el mundo?. Basta con darle un vistazo al mundo para analizar racionalmente su estado y comprobar la irracional y demencial vida que vivimos. Es tan triste y profunda la ignorancia del  hombre, que no sabe cuál es el objeto de la vida. Sí, así es la realidad. El hombre no sabe ni por qué, ni para qué vive. Entonces; ¿Qué le  puede enseñar a sus hijos? Otro grave error del  hombre, es que cree ser dueño de algo en el mundo y desarrolla un grave complejo de propiedad. Egoístamente cree ser dueño de objetos, dinero, etc. y ni siquiera es dueño de su cuerpo, ya que éste pertenece a la tierra y la naturaleza. Podemos comprobar con la muerte del individuo, que su cuerpo queda inerte, patético, mudo e inmóvil como cualquier deshecho de la naturaleza, con eso termina la necedad del hombre. ¿Si tenía propiedades, por qué al morir o irse de este mundo, no se las lleva?

El hombre debe saber que su vida, cuerpo y sus presuntas propiedades, no le pertenecen ni a él ni a nadie; que su vida, cuerpo y presuntas pertenencias son parte del mundo y la naturaleza, y que la vida es una manifestación y evolución de la naturaleza, y el cuerpo que habita es un producto de la naturaleza creado por la misma, con los elementos naturales y las condiciones para la vida que existe en este mundo ¿Entonces, de qué es dueño el hombre?;  ¡De nada! Incluso sus conceptos son aprendidos de los demás, ni sus pensamientos son propios ¿Por qué tanta ignorancia y necedad? El hombre no es dueño de su cuerpo, destino, territorio, productos, etc.; menos de plantas, animales; mucho menos de sus hijos y de su marido o mujer. El hombre es tan egoísta e ignorante, que  cree ser dueño hasta de su mujer o su marido. ¡ Que aberración ! Al no ser dueño de ningún objeto, menos lo será de otra persona, que penosa equivocación.

Entonces, si el hombre no sabe, no tiene y nada puede: el hombre en general solo es capaz de poder explotar, engañar, chantajear, destruir, matar. Pero ni lo anterior podría, ya que otros se lo podrían impedir y lo peor es que tal vez en lugar de ser victimario de los hechos anteriores, él podría ser la víctima de los mismos ¿Entonces, qué puede? La respuesta es ¡ nada ! Debemos aclarar que “el poder” es crear, es construir y no destruir, entonces a dónde va el hombre con sus absurdas creencias, costumbres y su incierto mundo conceptual y físico, cerrado a la inteligencia, cerrándola a los demás, separando a los grupos de hombres por su raza, nacionalidad, creencias, colores, niveles económicos, seccionando la superficie terrestre, atacando su hábitat, sus congéneres, flora y fauna y recursos naturales.

Con estas actitudes ya está en la antesala del infierno y sigue acercándose más y más a este.

Para cambiar el rumbo de este nefasto destino, el hombre debe dejar de ser inducido y gobernado por sus instintos, debe deponer sus creencias y su ignorancia, para desarrollar los niveles de inteligencia y conciencia universal que lo constituirán, que lo convertirán en un autentico Ser Humano Universal.

.

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

.

♦ La Identidad del Hombre

La Identidad del Hombre

¿Cómo es posible que el hombre, a pesar de no saber la razón de su existencia, diga que tiene identidad?

La Identidad del hombre

.

El hombre necesita tener una identidad y una razón para hacer las cosas y para creer en sí mismo, por eso necesita creer, por eso se entrega a los credos, a las religiones, al fanatismo, a las cuestiones de explotación de la economía. Necesita hacer algo, partir de algo, para sentir que existe y sentir que és. Por eso el hombre está tan perdido, porque desgraciadamente cree en las cosas que hace. Lo demás, lo que no conoce, no le interesa, porque cree tener ya una identidad, cree tener una razón de existir, cree tener una razón de ser, cree que es él, cree que su identidad son sus creencias y sus creencias le dan la identidad y un motivo para estar tranquilo, para sentirse lleno, acogido y razonado. Ese es precisamente el error del hombre, su perdición son sus creencias porque cree justificarse, cree tener un punto de partida, una base y la toma equivocadamente. Su razonamiento son sus creencias equivocadas y en lugar de saber, se conforma creyendo y eso da lugar al fanatismo, da lugar a la perdición por sus creencias irracionales en que está.

Por eso es necesario considerar y rectificar al hombre, para reconstruirlo haciéndolo que conozca, que sepa, que analice. No ponerle  credos ni creencias en frente, guiarlo por ahí ni obligarlo por medio de la presión del grupo ni por medio de la cultura, porque las creencias son la equivocación más grande que trasmiten los grupos y los dirigentes, quienes las utilizan para  prostituir, enajenar  y hacer creer a la gente lo que no es, lo que les conviene a ellos. Por lo tanto es necesario que el hombre tenga su razón, tenga su identidad, pero en base a la sabiduría comprobable y palpable, no en base a la enajenación, no en base a la ignorancia ni  a las creencias.

Por ejemplo la misión de una carta es el de llevar un mensaje a su destino, para lograrlo es necesario que lleve claro el remitente (de dónde viene), el destinatario (a dónde va) y el mensaje (para qué va), debe salir de su origen, llegar a  su destino y entregar el mensaje.  Después de  cumplir, puede ser tirada o quemada, eso ya no importa,  su destino lo cumplió. Lo mismo sucede con nosotros, nuestra misión es saber de dónde venimos, a dónde vamos y para qué vamos, una vez cumplida nuestra misión, nuestro cuerpo va a ser destruido por la misma contra materia, pero nuestro destino es trascendental, es ir más allá de nuestros cuerpos, nuestros cuerpos van a ser quemados o tirados, pero eso no quiere decir que ese es nuestro destino. Nuestro destino es la trascendencia. Pero quien no tiene identidad no tiene destino, es decir; si no cumplimos con la función que tenemos que cumplir aquí en la actividad dinámica en que debemos estar, no vamos a poder llegar, seriamos como una carta que fue enviada por correo pero se le borran las letras, se le borra el mensaje. Al llegar a donde va, no cumple su misión ni destino, porque una misión también es un destino, llega a donde va a ser destruida, pero no puede cumplir su misión porque sus letras están borradas. Entonces no tuvo razón, no se sabe ni de dónde vino, ni a dónde iba, se le borró la dirección del remitente y destinatario, y no cumple con la intención de ella, porque se le borraron las palabras contenidas en ella.

El hombre es así, no tiene origen porque no se sabe de dónde viene, no tiene dirección de destino porque no sabe a dónde se dirige, y no cumple con su mensaje con su función y misión. No está cumpliendo con nada, no está codificado, está incompleto, inconcluso y por lo tanto no puede tener un destino, porque su misión no la está cumpliendo. Su misión es vivir y hacer lo que tiene que hacer, vivir de la manera que corresponde y desafortunadamente, el hombre solamente esta existiendo, no viviendo dentro de la dinámica. No tiene dirección de depositario, no tiene mensaje y no tiene destinatario, porque se le borraron todos los programas.

El hombre como la carta va directo a su destrucción, a quedar tirado con su cuerpo, a ser destruido simple y sencillamente así, perdido completamente, por lo tanto es necesario encontrarnos con nuestro origen, nuestra misión, nuestra razón, identidad y destino.  Es fundamentalmente prioritario y necesario que el hombre lo comprenda, es una cuestión de vida o muerte.

¿Cómo es posible que el hombre, desconociendo la razón de su existencia y su origen, diga que tiene una identidad?.

Identidad

No es posible auto-identificarse y decir: “Yo soy, yo estoy aquí”, cuando  no se  sabe responder estas preguntas ¿Por qué soy yo, por qué estoy aquí y cuál es el camino, qué me condujo aquí? El saber responder es la única manera valida para tener una identidad. El hombre no puede decir: “Me llamo de esta manera, nací en tal lugar y soy tal persona”. Eso tal vez le sirva dentro de la sociedad local, limitada y contemporánea, pero más allá de esos acuerdos sociales, cada individuo no tiene realmente identidad, solo tiene identidad ante quienes no tienen identidad, ante quienes están como él, sin información o con una información demasiado superflua, con la cual se conforman creyendo  que no hay más. Por lo tanto quedan perdidos en la nada. Si no sabemos responder cual es la razón de nuestra existencia y nuestro origen ¿Con qué derecho podemos decir que tenemos identidad?

Estamos en el umbral de una época más allá que moderna, la modernidad ya está empezando a quedar atrás debido al avance que se ha tenido en las cuestiones científicas. De las más diferentes maneras hemos avanzado, estamos en una época en que no debemos admitir prejuicios e ignorancia, ya que los prejuicios e ignorancia son cuestiones sin fundamento, son inventos nuestros, son aberraciones que para nada nos van a ayudar a alcanzar el progreso evolutivo; por el contrario, prejuicio e ignorancia  son sinónimos de retraso y de oscuridad. El hombre tiene la obligación, el  derecho y la necesidad de encontrar un sustento para poder tener un avance racional hacia el futuro ilimitado, porque al futuro limitado le llega el momento en que es alcanzado y se convierte en pasado, por lo tanto, al hablar del futuro ilimitado, nos referimos a la trascendencia que es una cuestión mayor.

El hombre ha hecho cosas que supuestamente en la historia, en nuestra cultura y en nuestra educación han tenido trascendencia, pero todas esas cosas no dejan de ser cuestiones limitadas, locales y temporales. La trascendencia debe ser entendida y comprendida más allá de lo que comúnmente se llama trascendencia, la palabra trascendencia ha sido mal utilizada y denigrada por personas que le quieren dar importancia a cuestiones que no la tienen, han malbaratado esta palabra para cubrir o encubrir intereses, la han denigrado y devaluado hasta tal extremo que al escucharla ya no nos convence, ya no le damos importancia. La trascendencia es algo muchísimo más importante de lo que podemos llegar a entender y conceptuar, porque la trascendencia no solamente rompe el tiempo, va más allá del tiempo, incluso va más allá de cuestiones  que en este momento no podemos comprender y tampoco corresponde tratar de explicarla.

El hombre necesita la verdad y ser informado para que no siga a tumbos y a tientas por un camino que da vueltas y vueltas y vueltas y lo lleva cada día más hacia el fondo de la ignorancia. Religiosos y científicos guardan silencio cada quien con su versión, en un silencio lleno de complicidad.

Porque si la ciencia tiene la verdad; ¿Por qué no ataca la mentira, por qué no demuestra públicamente la verdad? Porque la verdad debe ser mostrada y exhibida sin importar a quien moleste, lastime o incomode . Es una obligación moral, es una obligación de vida que quien tenga la verdad debe gritarla, luchar por ella, demostrarla y comprobarla, pues quien no lo hace así es quien no tiene identidad,  ni verdad y esta fallando a una responsabilidad vital.

Ahora, si los religiosos tienen la verdad ¿Por qué no la exponen, por qué no la comprueban? Pruebas necesitan ellos, para dejar de ser señalados como fanatizadores y explotadores de la ignorancia y de las necesidades espirituales del hombre.

Quien no tiene conceptos propios no tiene identidad, es como un país invadido por extranjeros, un cuerpo invadido por un virus o un cuerpo sin alma.

La identidad de un individuo inicia con su existencia. Desde su nacimiento nunca hubo ni habrá otra persona igual, porque nadie fue, es o será idéntico a otra persona.

El concepto universal de la palabra “identidad” tiene un sinfín de aplicaciones. Debido a la falta de términos para conceptuar los casos diferentes en que se aplica al hombre la diferenciamos en tres conceptos:  La identidad natural, política y la universal..

Identidad Natural.

Identidad Natural

Un niño nace con identidad natural. sus rasgos faciales, su constitución física, sus huellas digitales, su ADN  y demás características únicas determinan su  identidad natural. Existen también potenciales normales o anormales como el intelecto y el talento que no se presentan al nacer,  se presentan al ser  adulto o antes de serlo, dependiendo si las circunstancias en la vida del niño son propias para que las desarrolle. Por ejemplo; si se  nace apto para la música, el padre es músico y en casa hay un piano, entonces el niño se sienta a practicar el piano y sus cualidades se presentan. En muchos niños se presentan cualidades extraordinarias a temprana edad como identidad natural para desarrollarse como un genio..

Identidad Política.

Identidad Política

La identidad política de una persona es su nombre, la dirección de su casa, su religión, su nacionalidad y todo lo que tenga relación con su identificación social. Soy hijo de tal o cual, mis hermanos son, mis hijos son, tengo ojos claros  u oscuros, etc. La identidad política es otorgada por un acuerdo social..

La identidad Universal o Integral.

VISIÓN UNIVERSAL

Nuestras cualidades, nuestros talentos, nuestras cualidades espirituales, nuestra visión, hacen más distintiva nuestra identidad. Esta identidad que no alcanza a cubrir la identidad política es la “identidad universal” 

La identidad política no identifica a  un genio, inventor, o a una persona de extraordinarios sentimientos o sensibilidad.

La identidad debe de entenderse de otra manera: con los hechos, con los actos, el saber ver, razonar, calificar. Las cualidades morales, sentimentales, sobresalientes, nos dan una identidad única e incomparable, es lo que nos diferencia más de los demás.

Cuando una persona nos pregunta por nuestra identidad, deberíamos preguntarle a cuál de ellas se refiera, ya que son tres las identidades  que tenemos.

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

♦ Libertad y Justicia

.

Libertad
Libertad y justicia Definicion Significado Concepto Universal

La libertad, es la necesidad y el derecho esencial fundamental de la vida evolutiva y trascendental, es conciencia, autosuficiencia y responsabilidad universal de nuestra existencia, de la de los demás y de todo ser vivo. La libertad no se limita solo a respirar, comer y existir. También es pensar, sentir, imaginar, visionar, soñar, gozar, ser feliz y vivir. Libertad es vivir al natural, sin prohibiciones, limites, dogmas, creencias o conceptos que limiten física, material, moral, sentimental, sensorial, mental, conceptual o espiritualmente. El primer paso a la libertad es entender, aceptar, ejercer y valorar este maravilloso concepto indispensable para la vida, su desarrollo y evolución.

Un árbol puede nacer entre dos enormes rocas pero morirá durante su crecimiento por falta de libertad para desarrollarse. Así también la inteligencia en todos sus sentidos no acepta límites conceptuales, preceptos, dogmas, reglas, prejuicios, supersticiones o doctrinas inmutables. La esencia de la inteligencia es la evolución infinita y necesita libertad para trascender o dejaría de ser inteligente, ya que la vida de la inteligencia es la evolución infinita. Antes, durante y después de aspirar  alcanzar y ejercer la libertad, el requisito es desarrollar la conciencia universal. Lo único que impide, inhibe y niega la libertad de uno para sí mismo y/o de uno para los demás, es la ignorancia. La libertad es un estado físico material, mental, intelectual, espiritual sin límites, es un acto, actos, aptitud, actitud, principio y final, es una necesidad de todos para todos, la libertad es evolución y trascendencia infinita. La libertad es para liberarse y liberar, quien ata y/o quita la libertad a otro , también pierde la libertad propia, la naturaleza universal de la vida, porque al emplear su libertad para quitarla a otro, comete el grave, irracional y antinatural error de atentar contra el objeto de su propia libertad de  libertad liberadora, ya que la libertad es ser libre, liberarse y liberar.

En resumen: La libertad es conocer su objeto, trascender universal e infinitamente en ella y para ella. Recordemos siempre que los limites que  nos marcamos o permitimos que nos aprisionen, son y serán producto de la ignorancia. Lo único que necesitamos para ir siempre mas allá, es la libertad. Al ser libres  ya no necesitamos nada.

Como ocupamos un cuerpo físico, no somos libres de nuestras necesidades fisiológicas  no podemos dejar de respirar, comer o dormir. Como vivimos dentro de una sociedad que impone su sistema con costumbres y creencias preestablecidos dentro de ella, se aprende lo que esta enseña, se vive como ella lo dicta y se cree en lo que a ella le conviene. Tampoco somos libres de aprender, de ser ni de pensar.

Libertad de Ser?

La única libertad que realmente nos pertenece, está en nuestro interior, en nuestros pensamientos. No renuncies a ella, pues si lo haces, no eres nada en el universo, no existes.

.

Justicia

Justicia

El hombre no es capaz de hacer justicia

por falta de criterio y por ser incapaz de resarcir el daño

La justicia es un concepto que se puede aplicar, aceptar y aspirar de acuerdo a la cultura de quien o quienes circunstancialmente lo conceptúen. Por ejemplo: Un esclavo puede decir que su amo es justo porque lo deja dormir, le da comida y no lo golpea, en caso de ser castigado justifica al amo porque entiende que está de mal humor. Ejemplos como este podemos encontrar en todo el mundo, a toda hora de acuerdo a las circunstancias de vida y forma de conceptuar este término por cada individuo. Otro ejemplo: Un juez que juzga, culpa y envía a la cárcel a un inocente. ¿Quién es el juez para disponer del cuerpo y la moral del enjuiciado, causarle daño familiar, patrimonial y social ? ¿Cuándo va a poder el afectado hacerse justicia, ya que ni metiendo al juez a la cárcel se va a resarcir el  daño causado a su imagen, tiempo, vida y moral, cómo pueden devolverle todo lo que ya perdió, cómo podrá resarcirse el daño recibido? Eso sería imposible. La vida pasada y actual es injusta en todos los sentidos, injusta y desigual.

Justicia es cada individuo, cada grupo, cada actitud y aptitud, es amor, sabiduría, voluntad, derecho, obligación, raciocino, entendimiento, necesidad de darla, recibirla y hacerla. Sobre todo es conciencia, es necesidad fundamental para la vida  saludable, civilizada, inteligente, evolutiva y trascendental. La justicia no es natural, más bien es conceptual. La naturaleza no aplica la justicia, la justicia es un concepto, es un balance, es un acto y es necesidad de la naturaleza, de la moral, de la inteligencia y de la vida intelectual evolutiva y trascendental.

La justicia inicia en cada individuo cuando toma conciencia de sí mismo y de los demás, la justicia es el concepto que debe ejercerse indispensablemente para mantener la vida, la materia, la intelectualidad, la conciencia y el espíritu, en perfecto balance con el resto del universo, para que existan y trasciendan universalmente.

El hombre no es justo ni libre, no es capaz de hacer justicia porque no tiene criterio, ni puede resarcir el daño. No es libre, porque solo se es libre al lograr la consciencia trascendental e infinita, misma que el hombre no conoce de su existencia..

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

♦ Sociedad Civilización Democracia

.El PROYECTO

Sociedad

 

.La sociedad es igualdad en todo aspecto característico de actividad, actitud y aptitud presente entre grupos de seres inteligentes y activos en convivencia. Nunca podrá considerarse así a la relación en convivencia de los grupos de personas que habitan las diferentes regiones del mundo, ya que están divididas en países por fronteras políticas y dentro de las cuales existen otras divisiones raciales, educativas, económicas, religiosas, políticas, etc. Ante está realidad, de qué sociedad hablan los políticos demagogos, los medios de comunicación y otros ignorantes, si no saben lo que significa. Quizá al hablar de sociedad, se refieren a una sociedad anónoma o a una sociedad sectaria y/o criminal, pero la tan trillada y mal llamada sociedad civil de algún país o del mundo no existe.

A nivel familiar, tampoco existe la sociedad conyugal, ya que siempre hay desigualdades marcadas debidas al machismo y/o al feminismo que prevalece entre seres irracionales; que como consecuencia de la ignorancia social, se creen propietarios de su pareja, la someten y esclavizan, física, moral y sexualmente, dando una imagen de comportamiento animalesco. Qué lejos está el machista de entender y saber que ninguna mujer puede ser de su propiedad,  por ser  la mujer tan capaz o más que él en  intelectualidad y conciencia. Pobres mujeres que sufren al lado de un ignorante de ese tipo. Por otro lado las feministas amargadas, tendientes a la confrontación, insatisfacción, vicios e incluso al lesbianismo, solo tienen marido por cumplir con el rol social, son personas ignorantes y enfermas, que como un macho, viven buscando  competir, ganar y mostrar una supuesta superioridad. Todo con la finalidad de lograr la aceptación y respeto ante la sociedad feminista enferma y traumada, al igual que ellas. No se dan cuenta que  destrozan su vida,  la de su marido y familia. Estas aberraciones junto con las diferencias educativas, culturales, sociales, intelectuales, morales y de cualquier otro tipo, suman los factores que  impiden aun más, que se de una sociedad entre los conjugues.

La sociedad debe tener un objeto que no atente contra sí mismo. Es obvio que las personas no se casan o no debieran casarse con el objeto de destruir al conjugue. La sociedad es una alianza inteligente con un sentido evolutivo y trascendental. Si se conceptuara a la sociedad conyugal de esta forma, que es la correcta, no terminarían tantas parejas destrozandose e incluso matándonose. Si se considera el acto sexual como un acto social, donde cada individuo participa para un fin común natural de procreación, para trasmitirse amor y placer, podríamos decir que éste, sí es un ejemplo de sociedad, porque el hombre tiene y comparte lo que necesita la mujer y la mujer tiene y comparte lo que necesita el hombre. Los dos tienen el mismo nivel de importancia. Este es un ejemplo de igualdad de importancia,  de dar y recibir.

En la existencia de los hombres, la sociedad es una necesidad indispensable para que exista una convivencia racional, saludable y evolutiva. Hasta  en el amor, al tener una pareja del mismo nivel se disfruta y convive  mas adecuadamente.

La comunicación es otro ejemplo contundente donde la igualdad es indispensable. Es imposible entablar una conversación con personas que tienen un punto de vista o un nivel de conciencia e inteligencia antagónico. En cambio, que sencillo, fluido y agradable es hablar o comunicarse con una persona dinámica y despierta.

El hombre no debe de pensar solo en reproducirse, debe tomar conciencia de que necesita  una  pareja de calidad para lograr hijos de calidad. El tener hijos como lo hace una manada de manera irresponsable, sin planear,  sin pensar, solo lleva a  degradar a la especie. El principio para lograr una sociedad superior, es la conciencia en ambos conjugues y lograr  así una especie educada y culta, que tanto moral, espiritual, sea genéticamente sana, misma que formará un genero social superior evolutivo y trascendental.

El hombre como ser es individuo,  como especie es social,  es ilimitado,  evolutivo y eso  marca su destino a la universalidad trascendental e infinita, ese es el objeto de su existencia individual y genérica, pero nunca podrá cumplir con el objeto de su existencia ni su destino si no adquiere la conciencia individual genérica e infinita. Solo así podrá incorporarse y pertenecer a la inmensa sociedad universal de los seres superiores.

Para concluir, sociedad es la indispensable necesidad de conciencia, de ser, de participar y de pertenecer a una especie de seres inteligentes ya constituidos, que de forma conjunta, racional y civilizada, buscan la evolución y trascendencia universal infinita de su género, que es la conducta y actitud natural de los seres conscientes al entender que ese es el objeto de la vida de los seres biológicos con intelecto superior. Sociedad es igualdad por necesidad inteligente y espiritual con el fin de alcanzar el objeto de la vida que es la trascendencia universal e infinita.

Civilización

Civilización, no es un conjunto de tradiciones, creencias, costumbres y cultura de grupo, país o raza. Este concepto ha sido asignado sin merecerlo  a cualquier actividad vivencial, conglomerado de hechos, situaciones y actividades resultantes de un grupo de seres con cierto nivel de inteligencia, conviviendo en un hábitat especifico. A ningún país o raza del mundo con el actual sistema de vida contemporáneo, se le puede llamar sistema de vida civilizado.

A la civilización aún le falta mucho para ser conceptuada por el hombre y mucho más para ser fundada por su especie en el mundo. La civilización es una sociedad superior integral e integrada, sin males sociales, fronteras, divisiones, límites, ni categorías, formada por seres inteligentes y conscientes conviviendo en democracia, justicia y libertad. Esto nunca podrá lograrse, si no se educa para este fin a la población mundial. Para vivir en un sistema de convivencia grupal civilizado, primeramente se debe vivir en sociedad que es igualdad. Que lejos estamos de vivir en sociedad, recordemos que en una sociedad no hay esclavos ni amos, reyes ni vasallos, criados ni patrones, gobernantes ni gobernados, sociedad un concepto tan degenerado y denigrado actualmente por los intereses de unos cuantos.

Civilización es una estructura urbana resultante de una actividad de vida avanzada, una urbanización planeada, evolutiva, consciente, balanceada en tiempo y forma con la naturaleza, flora y fauna y medio ambiente. Que cuente con  una industria de productos reciclables y biodegradables que no generen basura, desechos contaminantes ni destrucción, donde todo su sistema de vida y economía sea planeado, proyectado en tiempo, forma, fondo, sustentable social e individualmente. Dicho sistema también deberá tener alta tecnología, ciencia y filosofía verdadera, consciente, profunda y trascendental para erradicar los males sociales que pudieran degenerar a dicha civilización. Erradicando por completo las supersticiones y creencias de todo tipo por ser éstas la madre de la ignorancia; que a su vez, es la causante del racismo, fronteras, prejuicios, violencia, degeneración, sectarismo, odio, miedo, vicios, confrontación, corrupción, prostitución, pobreza material física y moral y de todos los males que nos tienen y mantienen en el deplorable estado en el que estamos mundialmente.

En una civilización como ya lo dijimos hay unión y una verdadera sociedad de amor a la sabiduría y conciencia,  cada individuo es el género y el género es cada individuo,  no hay leyes jurídicas solo hay leyes naturales y de conciencia, no hay gobierno ni política, vicios, drogas, traumas, males sociales, violencia etc., ya que esas cosas no las necesita un ser civilizado y consciente. Una civilización busca la evolución y trascendencia del individuo y la sociedad paralelamente. No hay derrotados solo triunfadores. No se necesita gobierno, solo guías directores en base a las necesidades emergentes presentes y futuras del colectivo y en caso de tener que sacrificar algo o alguien, los guías directores son los primeros en inmolarse como ejemplo histórico para que la humanidad civilizada se llene de gloria y esperanza.

Una civilización da todo de ella para cada individuo, todo es del individuo y el individuo es de ella, nadie puede privar más que lo necesario para proteger y resguardar su intimidad y la de su familia para mantener y fomentar el espíritu de unión y amor entre ellos y para el resto de sus congéneres. En una civilización, el individuo no tiene que preocuparse  de  luchar por conseguir, constituir y/o proteger dicha propiedad, por el contrario, la sociedad en conjunto habrá de construirla y respetarla, para eso es sociedad civilizadora. Otro de los factores que dividen es el idioma, por lo que es.

Concluyendo civilización es la existencia y convivencia estructurada material física y conceptual evolutiva natural y de conciencia integral física, mental y espiritual de un grupo unido y socializado, con una inteligencia individual y colectiva cultivada y aplicada en todas sus actividades vivenciales, con la única y clara intención de prevalecer en bienestar y evolucionar trascendentalmente.

Democracia

Democracia es un pseudo concepto con el que los grupos en el poder quieren maquillar a los sistemas de gobiernos actuales, tratando de que los gobernados crean en la justicia e igualdad social de dichos sistemas. El mundo no entiende la esencia y fundamento de esta futurista y grandiosa palabra. Por eso digo, que democracia es un pseudo concepto inaplicado e inaplicable en un mundo tan retrasado e inconsciente. La demagogia y el engaño político iniciaron el mal uso, corrupción y ultraje de esta profunda y trascendental palabra tan trillada y pisoteada, devaluada y degradada a un concepto risible por lo burdo del sistema de elección de los gobernantes y sus actos de gobierno.

En primer lugar debemos entender la incapacidad del hombre para gobernar justamente,  desde el momento en que un hombre gobierna a otro ya no hay justicia, dado que el gobierno justo debe ser reciproco. Ante la falta de conciencia, formación, capacitación y civilización de la sociedad, debido a la desigualdad de circunstancias de la vida, intelectualidad, aspiraciones individuales y grupales de quienes componen a la población mundial,  la igualdad que pregona la democracia, sería antagónica con el otro predicado democrático que es la justicia.

Actualmente no es posible instaurar la democracia en el mundo, ya que los individuos y grupos no tienen la misma capacidad natural, ni tienen la misma capacitación académica y cultural. Por lo tanto la igualdad no sería justicia, pues muchos por su incapacidad e inconsciencia, no utilizarían sus derechos, o los utilizarían incorrectamente e incumplirían con sus obligaciones, frenando así el bienestar y evolución de quienes actuaran adecuadamente.

Incluso en la pseudo democracia en que vivimos, la igualdad no es justa. ¿Cómo es posible que el voto de un ciudadano productivo, honrado, decente, inteligente y consciente, valga lo mismo que un voto comprado, coaccionado o engañado, o el  de un inconsciente,  vicioso, degenerado, delincuente. ¿Eso es justo? ¡Jamás será justo! Tampoco es justo que un hombre elegido con supuestos votos   gobierne a otro, pues en ese momento ya no hay justicia.

El gobierno democrático no es gobierno. El gobernante deben ser todos, no por coacción o sometimiento de unos a otros, sino con moral, conciencia, administración y dirección, proyectada hacia la trascendencia del género humano. Seamos conscientes, entendamos que un hombre no debe gobernar a otro, pues el hombre que gobierna es débil, inconsciente, amedrentable, sometible, corrupto, corruptible y corruptor, auto-gobernado por sus intereses, complejos, pasiones e ignorancia.

El hombre no es consciente, no está civilizado, no conoce su origen ni destino, entonces no valora la vida, ni la importancia de cada acto que afecta a la sociedad, no tiene pasado ni futuro, no sabe de dónde viene, porque viene, ni a dónde va. No sabe vivir, no conoce el objeto de la vida, el cual es el conocimiento fundamental para actuar e interactuar entre y con sus congéneres, nuestro medio, el resto de los seres vivientes, la vida en general, lo que existe en nuestro contorno y mas allá, lo que tiene o pueda tener relación con nuestra existencia y evolución.

¿ Entonces cómo puede un hombre o grupo de hombres guiar y gobernar a otros, si no puede o pueden guiarse a él o ellos mismos?

La democracia solo sería posible humanizando, concientizando y civilizando a todos los habitantes de la tierra, haciendo de cada ciudadano un potencial héroe cotidiano para sí mismo y para los demás, que viva y muera por y para el bienestar, desarrollo, evolución y trascendencia de su género, en balance con el resto del mundo. Así se creará en cada uno, una individualidad social depurada, optimizada, una pieza fina y selecta de la evolución racional, una obra de arte resultante de la naturaleza creadora y la inspiración universal evolutiva infinita y trascendental del espíritu que genera la inteligencia, sentimientos y consciencia en el ser humano y que sintoniza a todos los seres superiores creando la sinfonía del universo.

Además de lo anterior democracia es libertad consciente y responsable, es auto-gobierno, gobierno mutuo y más que gobierno es guiar y aceptar ser guiado, es recibir y dar sin límite, es civilización, consciencia y moral actuante genérica en uno mismo y en los demás, con un solo sentido: Cumplir individual y genéricamente nuestro destino, o más preciso; con el objeto de la vida.

En síntesis; La democracia es una necesidad, condición, derecho y obligación, es responsabilidad aceptada y ejercida por cada ciudadano, tal y como se explicó. Democracia es el resultado natural de la civilización de la cual el hombre está muy distante de alcanzar y por ultimo diré que democracia es el espíritu puro de una autentica civilización, sin democracia no hay civilización.

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

♦ Derecho Propiedad Autoridad

Quien cree tener derecho, propiedad o autoridad,Guía BioUniversal®

hágase el favor de leer el siguiente artículo antes de afirmarlo.

Derecho

derecho

Todo lo existente en el mundo tiene razón de ser. Todo ser viviente tiene derecho a vivir, desarrollarse, evolucionar y trascender, pero debe contribuir a cuidar y ayudar a los demás habitantes, junto a todo lo que le rodea. a que gocen del mismo derecho. Los bellos mares, bosques y montañas tienen derecho a mantener se hermosa forma y pureza. La humanidad del futuro tiene derecho a conocerlos, disfrutarlos, cuidarlos y mantenerlos bellos, completos y puros para heredarlos intactos a las generaciones siguientes y éstas a su vez las hereden de la misma manera a sus descendientes.

Como humanidad, todos tenemos el derecho y la libertad para ser conscientes, inteligentes, sabios, responsables, constructivos y trascendentales de nosotros y del mundo. Como humanidad no se tiene derecho de creer en lo que plazca, dado que las creencias no son sabiduría, son ignorancia que acarrean los males mundiales. Los hijos de los creyentes merecen respeto a su sabiduría natural y tienen derecho a que sus padres en lugar de contaminarlos con su ignorancia, fanatismo y demás vicios  de sus creencias religiosas, sean padres sabios que les enseñen y guíen para ser sabios, libres y felices.

El único derecho que tiene el hombre, es el de poder vivir sabiamente en paz, consciente, feliz, civilizado y humanizado, infinitamente evolutivo y universalmente trascendental. Todo esto sumado a la responsabilidad de hacer lo necesario para que los demás vivan de igual manera.

Propiedad

propiedad-intelectual

Respecto a la propiedad, nadie es dueño de nada. Los profesionistas, técnicos, etc., no son dueños del conocimiento que ejercen. Lo que aprendieron en las escuelas es propiedad de la humanidad, el conocimiento adquirido se lo debemos a los grandiosos hombres que dedicaron su vida al pensamiento y a su entrega a la investigación.

La libertad y derechos no son nuestros, son de la humanidad. Se los debemos a los mártires heroicos que dieron su vida por liberarnos. ¿Qué hacemos para mejorar esa libertad y así honrar a esos héroes? Nada, nada hacemos.

No somos dueños del suelo que pisamos, ni dueños de nuestros hijos o esposas o esposos. Ellos no son una prenda de vestir o cualquier otro objeto que podamos usar, maltratar o ensuciar con nuestros traumas, defectos, creencias religiosas y enfermizos vicios. Ellos tienen derecho a la libertad y a la sabiduría, a la civilización y a la humanización. No tienen la culpa de nuestra ignorancia, traumas y enfermedades. Mucho bien haríamos retirándonos de su lado, si no somos conscientes, responsables, sabios, liberales y liberadores.

Tampoco somos dueños de los animales que tenemos a nuestro cuidado y es más: ¿Acaso somos dueños de nosotros mismos? Nuestro cuerpo, nuestros genes pertenecen al universo, a la humanidad y la naturaleza. El mundo en que vivimos pertenece al universo y a la humanidad, entonces: ¿De qué somos dueños? De nada verdad. Cuando nacimos venimos al mundo con nuestro cuerpo desnudo, cuando nos morimos nada nos llevamos, ni siquiera nuestro cuerpo, ya que éste quedara tirado para terminar podrido o quemado. Entonces nuevamente la pregunta:¿ De qué somos dueños?

De lo único que somos dueños es de la sabiduría, conciencia, progreso, civilización y humanidad que logremos en vida. Con ello seremos dueños de amor, paz, felicidad, conciencia, unión, libertad y humanidad universal e infinitamente trascendente. Que nuestro ejemplo quede, sirviéndole al hombre para lograr un mundo mejor. Así viviremos eternamente en el grato recuerdo de una humanidad civilizada y trascendida, agradecida con un ser que entendió cómo y para qué es la vida. Solo de ese maravilloso honor somos dueños.

Autoridad

autoridad

Respecto a la autoridad: Solo la tienen las personas que luchan por un mundo mejor, que producen para la vida consciente productos y conceptos para sus culturas, libertad, evolución y trascendencia. Esas personas se sacrifican, luchan, se preocupan y se ocupan de la sabiduría, la conciencia, la libertad, la unión del hombre, rompen fronteras, tabús, limitancias, creencias ignorantes y luchan por un hombre superior, un mundo sin fronteras, egoísmo ni ignorancia.

Esos hombres son conscientes, sabios, libres, liberadores, responsables, sin prejuicios, sin racismo, ni egoísmo, quieren para el mundo lo que quieren para sí mismos. Son progresistas, respetuosos, amorosos, civilizados y humanizados, además de trascendentes, comparten todo lo que tienen con todos.

Esas personas son las únicas que pueden tener autoridad en el mundo, ahora aclarado lo anterior te pregunto a ti y al mundo:

¿Quién de ustedes tiene autoridad?.

BioUniversal Org 

admin@biouniversal.org