♦ Racismo

Guía BioUniversal® 

Racismo.. 

Racismo es todo lo que divide y confronta a la Humanidad 

El hombre que considera pertenecer a un país, a una religión o a una raza, es igual al que priva una propiedad. Al hacerlo renuncia a su derecho de ser parte incluyente de la humanidad y del universo.

Analicemos como se excluye:

El hombre al privar una propiedad, no solo priva a los demás de ésta, sino él mismo se priva con ese acto de pertenecer e integrarse al universo. Al considerarse dueño de esa micro mini partícula del universo queda  adueñado, encadenado a esa propiedad, elige pertenecer solamente a esa ínfima partícula y solo esa partícula le pertenezca a él excluyéndose del universo. Pierde su derecho de fusionarse e integrarse al universo entero, se coarta, se excluye debido a sus instintos egoístas.

Lo mismo sucede con el hombre cuando dice pertenecer a un país, religión o raza, o cuando se cree perteneciente a la raza elegida de Dios. Está tan lejos de comprender que la humanidad es una sola familia incluyente de la cual el racista se excluye. La humanidad no lo excluye, es el mismo racista quien se excluye de la humanidad. Por lo tanto el racista no puede ser considerado humano por haber decidido excluirse él mismo de la humanidad por no considerarse parte de ella.

Estas ataduras, cadenas de egoísmo e ignorancia instintiva tan promovidas por el capitalismo y el neo liberalismo a través de sus bases de competencia enfermiza,  explotación y  gula, es lo que degenera y prostituye al hombre creando en él  la costumbre y cultura de privar como práctica. Esta costumbre, esta infracultura que practica e impone, es lo que no le permite ser libre, no le permite constituirse en ser humano, no le permite constituir la humanidad y por lo tanto no le permite fusionarse al universo y trascender.

Propiedad Privada

Propiedad Privada

La propiedad privada es la agresión más directa y más absurda contra la libertad, inclusión, unión, unidad y desarrollo de la humanidad. La propiedad privada divide, separa, enfrenta, confronta y provoca guerras, envidias, vanidades, luchas y disputas. No conduce a nada evolutivo, porque todos están en una disputa sin moral, sin una razón válida para los demás, cada uno inmerso en su  disputa egoísta e instintiva generada por sus intereses y no por sus necesidades. Los mejores lugares territoriales, las mejores fuentes naturales de agua, los mejores bosques; se disputan como si fuera un deporte, como si fuera válido para todos y resulta que solo es válido para quien lo disputan por su  interés mezquino y su ignorancia de creer tener poder sobre los demás. Así con esa actitud enfermiza, afirma orgulloso: “Esto es mío, aquello también, que nadie lo toque, prohibido pasar, propiedad privada” etc., etc., y está tirando, despojando, marginando  a la gente pobre al desierto, a los lugares más inhóspitos, los va refundiendo en la nada en  lugares insalubres, peligrosos e inhabitables.

La propiedad privada divide.  La creencia de poder y riqueza afecta al hombre que no lo tiene, porque se ve necesitado, relegado y atacado al escuchar “esto no es tuyo, es mío”. Esto le genera un resentimiento. Ahora él quiere también tener lo suyo, para poder decírselo al que lo excluyó y a todos los demás. Así  vamos enfrentándonos en la guerra absurda y aberrante de la propiedad privada. Esto ha sido siempre así y lo seguirá siendo  hasta que cambiemos esta manera enfermiza de pensar y actuar. Hasta hoy lamentablemente seguimos sosteniendo, ésta es mi religión, éste es mi país, ésta es mi nacionalidad, ésta es mi familia, éstas son mis ideas, éste es mi dinero, éste es mi color, éste es mi territorio, constantemente  dividiendo, atacando, confrontando, relegando, despreciando a los demás, excluyéndose y excluyendo a otros al decir: Ésta es mi raza, éste es mi credo, éste es mi pensamiento, ésta es mi idea, siempre dividiendo, privando, separando, seccionando, atacando y enfrentando a los demás al decir, defender o promover la propiedad privada en cualquiera de sus formas, al sostener esto es mío.

La propiedad privada es necesario desaparecerla por ser una agresión directa a la hermandad, unión, desarrollo y a la trascendencia.

En el comunismo o el socialismo, se presenta la misma problemática, porque no es posible que un ignorante, salvaje, animal insensible, que no valora, no respeta, no aprecia, no colabora ni produce, que es un lastre , una garrapata tenga que ser jalado por la sociedad hacia el progreso y sea copropietario. No es justo que tenga los mismos derechos que una persona que si produce, lucha, piensa, que es limpia, aporta, piensa y actúa. Desgraciadamente no todos somos iguales, la misma degeneración del hombre ha marcado esta enorme diferencia, ese es el gran problema del comunismo, el socialismo y  del capitalismo también.

Es necesario aplicar la Idealística en el mundo para poder subsanar esas deficiencias de los sistemas de economía mundial como son el capitalismo, el socialismo y comunismo. Mientras no sea así, el progreso, la justicia, la razón y la trascendencia del ser humano va a ser imposible. No es posible que vivamos de esta manera, por ser capitalistas no queremos ser socialistas ni comunistas, por ser socialistas no queremos ser comunistas o capitalistas. Cada quien tiene sus razones para atacar al sistema que no conviene a sus intereses. El capitalista no quiere al comunismo o al socialismo, porque va a perder sus intereses, y el socialista no quiere al comunista porque va a perder su posición y su interés depositado en el socialismo. Todo esto sostiene la  absurda guerra de intereses, sin motivo ni razón, por lo que es necesario exterminarla inmediatamente  y para siempre.

 BioUniversal ®

neocismo@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s